En notas anteriores te hemos explicado cómo funciona el factoring y cómo puede beneficiar a las pequeñas y grandes empresas. Si no te has enterado, te invitamos a leer nuestras notas anteriores.

De todas maneras, te lo resumimos rápidamente: esta operación financiera permite adelantar los pagos de las facturas de tus proveedores, con el fin de que las micro, pequeñas, medianas y grandes empresas puedan contar con el financiamiento necesario para seguir operando. Es decir, nosotros le damos el dinero a las empresas y luego lo cobramos, encargándonos de todos los trámites necesarios para hacer efectivos estos pagos, quitándole a nuestros clientes esa carga.

 

Los beneficios de esta herramienta financiera son los siguientes: en primer lugar, permite que tu empresa tenga liquidez financiera y, en segundo lugar, facilita la gestión de tus trámites relacionados al cobro de facturas, lo que agiliza el tiempo que inviertes en temas operacionales y te da más tiempo para seguir desarrollando tu proyecto empresarial.

 

¿Para qué me sirve el factoring?

 

Ejemplifiquemos un poco: Durante el último período haz hechos buenas ventas, pero para cobrarlas, naturalmente, deberías un tiempo que no es el apropiado y que te puede jugar en contra. Sin embargo, tu empresa requiere de esos recursos hoy para poder seguir funcionando. Usando el factoring, puedes anticipar ese dinero y usarlo adecuadamente para seguir operando. 

 

Ahora respondemos la pregunta de: ¿Cómo funciona el factoring y tiempos de crisis?

 

Últimamente hemos estado viviendo tiempos movidos. Las crisis sociales o las emergencias sanitarias tienen, lamentablemente, consecuencias negativas en la economía y en Chile no hemos sido la excepción. 

 

Debido a los recientes acontecimientos, y a pesar de que los economistas ven el panorama un poco menos desalentador, queremos contarte cómo puedes usar nuestras herramientas financieras a tu favor, específicamente saber cómo funciona el factoring, para que tu empresa siga en pie, sobre todo, ante una contingencia importante. 

 

En primer lugar, es necesario que hagas planes a largo plazo. No es el momento de desaparecer, ni cerrar, ni finalizar tus proyectos.

 

Como nuestros servicios permiten que los dueños de las Pymes puedan organizar y administrar sus ingresos económicos de la mejor forma posible, la clave está en que, en medio de la crisis, las empresas cuenten con la claridad y solvencia económica necesaria para organizarse mientras dure el panorama.

Así, en un futuro próximo, podrán seguir funcionando y generando mejores ganancias, sin que hayan tenido graves problemas en la actualidad. La clave es resistir. 

 

En segundo lugar, es bueno que sepas que, gracias a que nosotros nos encargamos de la gestión de los pagos, tu empresa no tendrá que invertir tiempo ni recursos en esas gestiones. Por lo tanto, solo deberás preocuparte de buscar una forma de producir y vender tus servicios en medio de la crisis. Uno de los beneficios del factoring es que te alivia la carga de la gestión burocrática.

 

Otro beneficio de este servicio es que no genera deudas ni registros de mora en el sistema financiero. Esto es muy importante en momentos de crisis, ya que puedes acceder a otros préstamos de otras instituciones en caso de que lo necesites. 

 

Nuestro servicio no interfiere ni te impide que puedas hacer uso de esos servicios para seguir potenciando tu negocio. ¡Úsalo a tu favor!

 

Es importante que tu empresa siga en pie, incluso ahora, porque, es más fácil mantener un negocio que volver a levantarlo de cero. ¡No tires todo tu trabajo a la basura! 

 

Por eso es bueno que puedas contar con recursos, porque así será más fácil enfocarte completamente en buscar soluciones innovadoras para tu negocio y no desaparecer.

Es decir, con la solvencia económica que el factoring puede entregarte, tendrás el tiempo y los recursos necesarios para innovar en tus negocios, por ejemplo, potenciando las ventas online, reinventando la forma en la que vendes tus productos o entregando nuevos servicios.

 

¡Que no te quepa duda! La innovación y la reinvención constante de las empresas es clave para el crecimiento económico de un país, más aún en momentos complejos.

Lo más importante es que veas este panorama adverso como una oportunidad y un desafío que te exige creatividad y soluciones innovadoras; y no te olvides de que en Coval estamos para darte una mano.  

Si quieres conocer más de nuestros servicios financieros visita: https://www.coval.cl/productos/#factoring