El factoring es para empresas nuevas y pequeñas

Uno de los primeros mitos que surgen del factoring es que va dirigido solamente a empresas pequeñas o emergentes. Principalmente, porque está comprobado que el adelanto de efectivo por las facturas, de pagos pendientes, contribuye a la rapidez del crecimiento de una nueva empresa. No obstante, el factoring es una herramienta que está dirigida a todo tipo de empresas y actualmente diversas organizaciones la ponen en práctica

Todas las empresas de factoring son iguales

Este concepto tan común, puede originarse en la mala experiencia de usuarios con algunas empresas. No obstante, hay que tener en claro que, al igual que cualquier otra organización, hay empresas de factoring que entregan un excelente servicio y otras que no son las mejores. Por lo tanto, basarse en la experiencia propia, analizar y buscar a la empresa que se adapte adecuadamente a tu negocio o la trayectoria que lleva en el mercado, son aspectos importantes a considerar al momento de querer factorizar.

El factoring es muy caro

El costo de ceder tus facturas dependerá de la operación, el volumen de facturas operadas por el cliente, respaldos y la relación cliente/deudor, entre otros factores que también pueden variar según la empresa.

Si cedes una factura, estás obligado a cederlas todas

Nada más lejos de la realidad, y uno de los mitos sobre el factoring más comunes que debemos desmentir. El cliente está en todo su derecho de ceder la cantidad de facturas que estime conveniente y durante el tiempo que le sea útil.

El factoring solo sirve para cuando estás en problemas de liquidez

Si bien el factoring es una gran herramienta para ayudarte en tiempos de crisis, también es una forma de financiamiento accesible, porque se basa en la solvencia crediticia de los clientes.

Los acuerdos de factoring son inflexibles y de largo plazo.

La mayoría de los factoring de buena reputación proporcionan flexibilidad, es decir, las tarifas se pueden ajustar a medida que un cliente genera más volumen de operaciones factorizadas.

para acceder a factoring debo presentar muchos documentos

Este mito es verdadero en cierta medida. Algunas empresas pueden haber desarrollado procesos de factoring tradicional en donde generalmente se deben presentar cerca de 11 documentos de manera física, lo que toma tiempo; además existe el riesgo de que puedan ser rechazados.  Sin embargo, para convertir este escenario en un mito, existe la modalidad de factoring online, que funciona solo presentando 5 documentos esenciales en la mayoría de los casos y todo se hace de manera digital, lo que lo hace que este tipo de operaciones sean muchísimo más rápidas y oportunas.

Abrir chat