El factoring es un servicio financiero que existe hace bastante tiempo y otorga múltiples beneficios, pero todavía hay ciertos pensamientos negativos o prejuicios relacionados con este, debido a la falta de información o desconfianza que hay entorno a los créditos o finanzas. Por esto, en este artículo veremos cuál es la realidad del factoring y los mitos más frecuentes que rodean a esta forma de financiamiento para empresas.

¿Qué es el factoring ?

El factoring básicamente se define como un servicio financiero que sirve para que las empresas puedan obtener financiamiento, liquidez y flujo de caja, para desarrollar sus proyectos de mejor manera y agilizar la gestión de facturas.

El factoring es un servicio prestado por una entidad bancaria o crediticia, que optimiza el flujo de caja de tu empresa encargándose de tus facturas o créditos, para que tu caja siempre cuadre y no te falte dinero.

Este servicio financiero es una gran oportunidad para quienes desean invertir, expandir o hacer crecer su negocio, debido a que tendrán flujo de caja a favor y no tendrán que esperar el pago de sus facturas para poder invertir en su empresa.

Lee sobre: Factoring: ¿Qué es  y cómo funciona el factoring?.

Mitos y realidades del factoring financiero

Mito Nº1: No está destinado para todas las empresas, solo a las grandes

Esta aseveración no es cierta, ya que, el factoring entrega sus servicios a cualquier empresa, sin importar su tamaño. Es una herramienta que otorga diversos beneficios y cada empresa puede usarlos como estime conveniente.

De hecho, puede ser una forma de financiamiento muy productiva para las pymes, ya que les permite ordenar sus finanzas y contar con flujo de dinero constante para solventar los gastos diarios que las ayudan a seguir creciendo.

Mito Nº2: Es muy costoso

Asumir que esto es así es una generalización, ya que, el servicio varía y depende del tamaño de la empresa que contrata los servicios financieros, de las reglas, tarifas y comisiones que se estipule. Es importante que las compañías que buscan esta alternativa se informen de los servicios y de las necesidades de su empresa.

Mito Nº3: La reputación de tu empresa se verá afectada

Este mito tiene su origen desde hace años, cuando el factoring no era muy bien visto, ya que se pensaba que si las empresas optaban por este servicio, significaba que estaban con problemas financieros, quiebra, deudas, etc.

No obstante, esto no es así, ya que muchas organizaciones lo usan para reducir costos operacionales, controlar mejor las fechas de pagos a externos, mejorar infraestructura, organizar futuros proyectos y obtener flujo de caja constante. Además que el servicio de factoring no está estipulado como un crédito o una deuda en la Superintendencia de Créditos y Seguros de Chile (SVS).

Mito Nº4: No tiene respaldo legal

El tipo de contratos que realizan las empresas llevan el nombre de “innominados”, que significa que no figuran dentro del tipo de contratos contemplados en la legislación chilena, se rigen bajo el principio de la autonomía para contratar, lo cual es completamente legal.

Esta práctica está regulada bajo la ley chilena n° 19.983, la que regula la transferencia y otorga mérito ejecutivo a copia de las facturas. Así que es una práctica legal que, como cualquier otra, debe llevarse a cabo con mucha responsabilidad.

Mito Nº5: Es un proceso lento y engorroso

¡No! El factoring está hecho precisamente para evitar que los empresarios tengan que esperar largos plazos de tiempo para obtener el pago de sus facturas, puede demorarse hasta 72 horas. Por eso las empresas de factoraje, aunque cada una tenga sus propios plazos determinados, siempre buscarán entregar el servicio en el menor tiempo posible.

Como vimos, existen muchos mitos en torno a este servicio, sin embargo, en la práctica pudimos comprobar que son solo eso: mitos. Así que es momento de dejar los prejuicios de lado y comenzar a desarrollar un plan financiero que ayude a tu empresa a crecer.

En Coval apoyamos a los espíritus emprendedores, sin importar el tamaño de sus empresas. Si necesitas asesoría financiera para tu empresa o pyme, no olvides contactarnos.

¡Estamos para darte una mano!

Abrir chat