Apoyo a Pymes. No podemos negar que las Pymes son muy importantes en nuestro país, no solo porque, según cifras del gobierno, representan una de las principales fuentes de trabajo, generando más de 5,3 millones de puestos de empleos a nivel nacional, sino que también porque ofrecen gran variedad de servicios y productos a las personas.

 

A pesar de que son muy importantes para nuestro país, paradójicamente también son las más proclives a sufrir problemas financieros y de liquidez y finalmente, quebrar. Basta con unos meses difíciles para ponerlas en jaque, ya que muchas de estas empresas funcionan gracias a los ingresos sostenidos diariamente. 

 

Por esta razón, el ministerio de economía implementó un plan económico para beneficiar a estas empresas y así, ayudar a que sufran lo menos posible las negativas consecuencias de la crisis que estamos viviendo que las ha afectado severamente.

 

Con todo esto, una cosa es innegable: una de las prioridades actualmente es proteger estas empresas y apoyarlas en su desarrollo. Es necesario saber qué podemos hacer para sobrellevar estos momentos y que sigan siendo el motor de nuestra economía. 

 

En Coval estamos comprometidos con las micro, medianas y grandes empresas, así que hoy hablaremos de cómo las empresas de servicios financieros pueden ser de utilidad y aportar al mantenimiento, fortalecimiento y desarrollo de las pymes.  

 

Apoyo a Pymes – Los servicios financieros pueden brindar asesoría

 

En primer lugar, como este tipo de empresas financieras tienen una vasta experiencia en la solución de los problemas económicos más frecuentes de las pymes y son especialistas en otorgar financiamiento, liquidez y flujo de caja, pueden ser un gran aliado a la hora de brindar asesoría y orientación a los dueños de estas empresas. 

 

Esta experiencia les permite detectar exactamente qué necesitan las empresas y qué soluciones brindarles. De este modo, las decisiones que tomen los dueños de empresas están completamente respaldadas por una institución experta en el tema.

 

Ofrecen liquidez

 

Contar con flujo de dinero es sumamente importante para aquellas empresas que necesitan movimiento de caja diario, así que una de las soluciones más extendidas y comunes que se les ofrece es el factoring. ¿Aún no sabes cómo funciona? Pincha aquí y nosotros te lo contamos

 

Este es el método más tradicional y más extendido entre las pymes y tiene como fin principal otorgarles financiamiento en los plazos establecidos y que no tengan que esperar largos periodos de tiempos para contar con esos recursos y utilizarlos.

El factoring es la solución más factible para solucionar los problemas de liquidez de las empresas, y uno de sus principales beneficios es que no se refleja como morosidad, por lo tanto, permite al empresario buscar otro tipo de opciones para complementar su financiamiento, por ejemplo, un crédito bancario o de cooperativas, crédito empresarial, etc.

 

Simplifican operaciones y optimizan el tiempo

 

Bien sabemos que, a pesar de que existe la ley de pago a 30 días, hay empresas externas que todavía no cumplen con los plazos de pagos de las facturas. Esto puede traer problemas a las pymes al no contar con esos ingresos en los tiempos establecidos. Sin embargo, gracias a que las empresas de servicios financieros permiten externalizar las operaciones y hacer que el dinero llegue en los periodos establecidos, el tiempo de gestión será mucho más óptimo.

De este modo, el empresario estará seguro de que contará con esos recursos en fechas claras y así podrá administrar mejor el tiempo de organización y dedicarlo a otros aspectos de la empresa.

 

Organizar y priorizar

 

Una vez los empresarios logran tener mayor flujo de caja, podrán organizar nuevamente sus ingresos, redefinir sus objetivos, rediseñar sus estrategias de ventas y también reevaluar cómo usar esos recursos durante los momentos tan complejo que estamos viviendo.

 

Para esto, es importante que se elabore un plan con objetivos a mediano, corto y largo plazo, cuyos beneficios principales serán los siguientes: 1) tener visión de futuro y 2) saber exactamente cuáles son los pasos a seguir para cumplir los nuevos objetivos.

 

Una nueva organización acorde al contexto permitirá ver qué gastos son necesarios y cuáles tienen mayor prioridad, de cuáles se puede prescindir y qué inversiones vale la pena hacer.

 

Modernización

 

Gracias a la mayor liquidez y orientación que pueden brindar los servicios financieros, los dueños de empresas podrán utilizar estos recursos para reorganizar su gestión y, por ejemplo, invertir en herramientas tecnológicas para modernizarse. Esta inversión inicial permitirá el apoyo a Pymes y organizar de mejor manera los gastos y abaratar costos de gestión. 

 

Pequeñas, medianas y grandes empresas: el motor de la economía

 

Sin lugar a duda, los servicios financieros juegan un papel muy importante a la hora de incentivar el apoyo a pymes de nuestro país, gracias a las soluciones financieras que les brindan. Es necesario ser una vía para que puedan seguir creciendo y seguir siendo la fuente de ingresos de muchas personas a lo largo de nuestro país.

 

En Coval siempre estamos dispuestos a brindar asesoría financiera cuando tu empresa lo necesite. Contáctanos y busquemos la solución que mejor se adapte a tus necesidades. Ingresa a www.coval.cl