Factoring en Pandemia

A raíz de la situación actual, mantener el flujo de caja se ha convertido en uno de los grandes dolores de cabeza de las pymes, dentro de los factores que han provocado este comportamiento se encuentra la demora en el pago de facturas por parte de grandes compañías, a quienes las pymes le prestan la mayoría de sus servicios en condición de proveedor, situación que ha llevado a muchas empresas a apostarle a iniciativas que contribuyan a mitigar este problema.

Es por esto que el factoring es una oportunidad de crecer y responder a las necesidades actuales de las empresas en medio de la situación actual, facilitando el libre desarrollo de su operación. Gracias a la evolución constante, las empresas pueden encontrar una solución en línea y con ello lograr reducir la carga operativa en la gestión de pagos ya que con el factoring se centraliza todo el proceso de compra y pago de facturas

El sector del factoring y confirming ha mantenido el pulso al impacto de la pandemia del Covid-19. Según los datos aportados por la Asociación de Factoring (AEF), en 2020 las entidades que ofrecen estos productos de financiación redujeron un 1,76% el volumen de cesiones de crédito hasta 182.264 en millones. Se trata de un recorte mínimo, pero que rompe la racha de tres años consecutivos en los que el sector había crecido a doble dígito.

Factoring, un salvavidas para las empresas en Pandemia

La liquidez para las empresas es uno de los problemas que ha solucionado el factoring, para nadie es un secreto que la liquidez se ha establecido como el indicador más golpeado por la pandemia actual.

Debido a las diferentes medidas decretadas por el Gobierno para contener la propagación del COVID-19, tales como las cuarentenas obligatorias, pico y cédula, toques de queda, entre otros; las empresas han tenido que detener su producción o transformar sus modelos de negocio para evitar la desaparición. 

A raíz de este panorama, las empresas han optado por buscar soluciones innovadoras que les permita obtener liquidez a corto plazo para seguir operando.

Este es el caso del factoring, el cual es una alternativa de financiación que permite a las empresas acceder al pago anticipado de sus facturas por cobrar. De esta manera obtienen liquidez para cumplir con obligaciones, hacer crecer a su empresa, comprar materias primas, entre otras. Si bien, el factoring es usualmente realizado por entidades dedicadas a la compra de cartera al descuento, ahora la tecnología ha propiciado la entrada de nuevos actores que cumplen la función de intermediarios y que permiten la compra y venta de facturas. 

Beneficios del factoring en pandemia

Gracias al factoring, las empresas no deberán de invertir en ningún tipo de recurso para gestionar los cobros, pues es una forma de poner la tarea en otras manos también capaces; permite que las empresas dispongan de su capital de trabajo cuando quieran; el costo-beneficio que ofrece es competitivo porque maneja tasas adecuadas y a la vez le da la posibilidad de obtener recursos rápidamente; y la operación no afecta la capacidad de endeudamiento de la empresa.

El factoring se ha posicionado como una de las soluciones de financiamiento predilectas de las empresas para obtener flujo de caja, lograr mayores ingresos, incentivar el crecimiento del negocio, generar oportunidades de empleo y cumplir con compromisos adquiridos.

Es por esto que las plataformas de factoring digital se han vuelto una solución tecnológica que le facilita a las pymes recibir el pago anticipado de sus facturas gracias al proceso de conexión inteligente que desarrollan entre grandes compañías y entidades financieras, quienes se encargan de ejecutar los desembolsos.

Conoce más sobre nuestro servicio de factoring haciendo factoring

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *