Leasing Financiero

El leasing financiero o arrendamiento financiero, en ocasiones, es confundido con un simple contrato de alquiler. Sin embargo, entre sus propiedades se encuentra el favorecer a las empresas al permitirles adquirir un bien con una ventaja comparativa en contraposición a la de los préstamos convencionales.

Se conoce como leasing financiero al contrato mediante el cual un arrendador cede el derecho a usar un bien a un arrendatario a cambio de una tarifa mensual durante un tiempo determinado.

¿Qué es el leasing financiero?

El leasing financiero es un tipo de contrato de arrendamiento con opción de compra mediante el cual una entidad otorga financiamiento a una empresa para adquirir activos. De modo que esta pueda arrendar un bien y si lo desea puede adquirirlo al final del contrato.

Los bienes que se pueden financiar mediante el leasing financiero son aquellos considerados durables.

  • Automóviles.
  • Activos tecnológicos tales como laptops, computadoras.
  • Inmuebles como oficinas, locales, etc.
  • Equipos de producción como maquinaria industrial.

Es una opción bastante flexible cuando se trata de adaptar las cuotas a las necesidades de la empresa que arrienda el inmueble. Este tipo de contratos contemplan los derechos de uso, la entidad de crédito que lo arrienda y el proveedor. También se denomina arrendamiento financiero. Con el leasing puedes utilizar por ejemplo un auto, porque la entidad financiera te da derecho a usarlo por un periodo y el pago de un arrendamiento establecido. Cuando finalizas este contrato de leasing, tienes varias posibilidades: comprar devolver o renovar el contrato de arrendamiento financiero. 

Ventajas

Uno de los principales beneficios de un leasing financiero es el tratamiento fiscal que se le da a efectos de impuestos sobre sociedades, donde se considera un gasto deducible fiscalmente tanto en intereses como en costes correspondientes a la amortización.

Modalidades más comunes de leasings

Leasing mobiliario: el leasing mobiliario tiene como función estipular el arrendamiento de muebles para procesos productivos empresariales o profesionales con una duración mínima de dos años y máxima de cinco.

Leasing inmobiliario: este tipo de leasing se aplica cuando una entidad de crédito ha comprado un inmueble y éste va a ser arrendado a una empresa interesada. La duración mínima de este contrato es de diez años y máximo de quince, con opción a venta en la mayoría de las ocasiones. Para poder hacerlo, el inmueble deberá ser usado para fines comerciales o de almacenamiento. 

Tipos de leasing: Operativo

Se conoce como leasing operativo a aquella operación financiera en la que no existe la opción de compra por parte del arrendatario una vez finalizado el contrato.

  •  El contrato de arrendamiento puede ser revocado por el arrendatario, siempre previo aviso al arrendador.
  • El arrendador asume los riesgos y técnicas financieras del bien en cuestión.
  • La duración del contrato puede oscilar entre los seis meses como mínimo y los tres años como máximo.
  • El arrendador no es una empresa especializada en operaciones de leasing; suele ser el fabricante del bien, o bien un distribuidor o representante del mismo.
  • La cuota de arrendamiento incluye todos los posibles gastos que pueda acarrear el bien arrendado, así como su seguro y garantía por si existiera un desperfecto o avería.

Leasing Financiero

Se trata de una operación a largo plazo en la que sí existe una opción de compra al finalizar el contrato. En este tipo de leasing entran en juego tres agentes. Por un lado, el arrendatario; la empresa que tiene derecho al uso del bien durante el periodo de tiempo acordado en el contrato. Por otro lado, el arrendador; la entidad de crédito que compra el bien y lo cede al arrendatario. Y, por último, el fabricante, distribuidor o representante del bien en cuestión.

  • Se puede realizar tanto sobre bienes muebles tales como maquinaria, ordenadores, vehículos… como sobre bienes inmuebles.
  • Cualquier entidad de crédito puede ser una entidad de leasing financiero.
  • El bien por el que se ha realizado el contrato debe estar directamente relacionado con una actividad empresarial o profesional.
  • La cesión del bien objeto de arrendamiento financiero se realiza a cambio del abono de unas cuotas periódicas, las cuales incluyen: Amortización del nominal, intereses por la financiación e impuesto indirecto que corresponda.
  • El contrato de leasing financiero es irrevocable, salvo que el arrendatario llegue a un acuerdo mutuo con la entidad de crédito.
  • La operación debe incluir de manera obligatoria una opción de compra a favor del arrendatario al finalizar el periodo de leasing. Generalmente, el leasing financiero está concebido para que finalmente la empresa adquiera el bien en cuestión; es por ello que normalmente esta opción de compra tiene un importe reducido. 

También puedes leer Servicios financieros: https://www.coval.cl/leasing-financiero-para-empresas/

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *